Muchas de las grandes maravillas de nuestra existencia tienen orígenes desconocidos y en lo que respecta al jabón, no iba a ser menos.

Aunque no sabemos el momento exacto en el que llegó a la vida de las personas, sí existen referencias de la fabricación de un modelo de jabón en Mesopotamia desde el III milenio a.c y también se han hallado los restos de su fabricación en Pompeya en el II milenio a.c

 El griego Plinio el Viejo fue quien se ocupó de constatar que el jabón puro era una invención gala - según él- y de  su uso como  tinte capilar en el siglo I

pastilla de jabón con cactus

Continuando con la sabiduría griega, el médico Galeno recalcó en el siglo II la importancia del jabón como tratamiento medicinal, al impedir la aparición de ciertas infecciones y enfermedades cutáneas. Sin embargo, no podemos olvidarnos de los Romanos, pues su Imperio fue uno de los mayores propulsores de la extensión del uso del jabón, puede que por ello algunas leyendas les den el título de creadores.

  La parte más mística en lo que respecta a la historia del jabón nos cuenta que en el monte Sapo, junto al río Tíber, se celebraban una gran cantidad de rituales ceremoniales en los que se quemaban maderas y se sacrificaban animales. Los esclavos de la zona se percataron de que con la lluvia bajaba una mezcla de sustancias (grasa animal y cenizas) con propiedades para mantener sus manos y ropas limpias.

A lo largo de la Edad Antigua el Jabón prosperó principalmente en áreas mediterráneas como España e Italia, ya que eran zonas favorecidas por una alta presencia de olivos y su aceite.

RETROCESO Y AVANCE

 

Con la Edad Media llegaron periodos claros y oscuros para el jabón y es que, si en el siglo VII los maestros jaboneros guardaban sus recetas como si fueran oro puro (razón por la cual solo las clases más pudientes tenían acceso a este producto), después llegó el tiempo en el que la Iglesia limitó y prohibió su uso, dando como resultado una mayor propagación de las  enfermedades y la peste.

En España, sin embargo,la presencia musulmana favoreció el auge del jabón, pues fue también el mundo musulman el que continuó investigando y en lugar de utilizar cenizas introdujeron la cal en el proceso. Así, la primera gran jabonería conocida se creó en Sevilla, dando lugar al jabón que cuatro siglos después comenzaría a ser conocido como el Jabón de Castilla y que, hoy en día, es conocido en todo el mundo.

La falta de higiene hizo que los perfumes cobraran importancia en el “aseo”, ya que tapaban los malos olores. Por fortuna, gracias a los avances químicos como la obtención de la sosa a base de sal común o, las posteriores demostraciones de Luis Pasteur sobre la importancia del auténtico aseo personal, para reducir la expansión de ciertas enfermedades, la conciencia de la gente evolucionó.

Los avances trajeron puntos positivos  y el jabón pasó de ser un objeto de lujo a un producto de uso “cotidiano” en constante desarrollo.

No obstante, su industrialización trajo consigo que, a mediados del siglo XX , se sustituyeran los componentes naturales por detergentes sintéticos y los consecuentes problemas que éstos  generan en el medio ambiente. Por eso es importante también  producir y consumir un jabón que recupere la esencia inicial con componentes naturales que no produzcan desechos contaminantes.

LA QUÍMICA DEL JABÓN

 

Como último punto, queremos explicarte el proceso químico del jabón. Puede que a tu mente vuelva el monte Sapo, pero el término SA-PO-NI- FI-CA-CIÓN no tiene nada que ver con las leyendas.

Saponificación es el nombre que recibe el proceso químico por el cual se fabrica una pastilla de jabón natural, es decir, mediante el cual un cuerpo graso unido a un álcali y agua da como resultado el jabón y la glicerina.

 

Existen dos procesos de saponificación y debes saber que el único que mantiene las propiedades intactas de los aceites vegetales (materia grasa), esenciales y la glicerina, es el denominado “Cold Process”; un método que mantiene controlada la temperatura durante todo el proceso de fabricación. Posteriormente y para eliminar la parte alcalina del jabón, éste debe mantener un periodo de curación que dure por lo menos 4 semanas, equilibrando el Ph del jabón de forma natural.

¡Después de esta breve sumersión en el mundo del jabón , solo queda que  disfrutes nuestras  variantes Per Purr!

 
 

¿Sabes el origen del día de San Valentín?

Se acerca el día 14 de Febrero, considerado como el día de San Valentín o día de los Enamorados. ¿Sabes su historia? Te explicamos qué día es este y qué se celebra.

 

 

¿Quién era San Valentín?

Todos los años celebramos este día con un regalo, una cena especial con nuestra pareja. Pero su historia es antigua y poco conocida. Valentín fue un sacerdote del siglo III de Roma, conocido por casar secretamente jóvenes parejas enamoradas. Esto iba en contra del emperador romano Claudio II, que prefería que los chicos jóvenes se dedicasen a la vida militar sin compromisos o parejas. Valentín no concordaba con esa ley y así celebraban los matrimonios de manera secreta, hasta que el emperador se enteró y le sentenció a la muerte el 14 de Febrero de 270. Siendo desde entonces la fecha utilizada para celebrar este día.

 

 

El día de San Valentín

Este día siempre tuvo carácter religioso, siendo eliminado del calendario religioso en el siglo XX. Ya también en pleno siglo XX las tiendas empezaron a ver una oportunidad de negocio. Dando a este día un carácter comercial para impulsar las ventas de productos relacionados con las parejas. Siendo el producto más popular las famosas tarjetas de San Valentín.

 

 

San Valentín en Per Purr

En Per Purr queremos celebrar el San Valentín como una fecha de amor y amistad entre parejas, amigos y familia. Para nosotros lo importante es amar sea quien sea. Así que en este día con o sin pareja, regala algo a esa persona especial que quieres celebrar. Echa un vistazo a nuestros esencial de Invierno y elige ese producto especial.

 

Feliz Día de San Valentín de todo el equipo Per Purr

 

 

LA AROMATERAPIA Y SUS BENEFICIOS

En Per Purr, el feedback más escuchado sobre nuestros productos es “qué bien huelen”. Y lo escuchamos a menudo. Recibimos correos. Nos lo dicen nuestros clientes. Nos lo comentan nuestros colaboradores. Nos lo cuenta el chico de MRW que viene a por vuestros paquetes cada día.

Sí, sabemos que es vuestra parte favorita de la marca, lo primero que llama la atención, ¡y estamos super orgullosos de esto! Pero, ¿qué está por detrás de esto?

A parte de que huelen súper bien usamos los aceites esenciales para promover respuestas saludables en el organismo. Su uso extendido en el ámbito doméstico hoy en día se debe a la infinidad de propiedades e indicaciones que tienen, así como el aumento de consumo de cosmética natural. Sin embargo, deben usarse con cautela, de manera segura y siguiendo unas recomendaciones profesionales que a continuación te desvelamos.

 

 

Antes de empezar, ¿qué son los aceites esenciales?

Los aceites esenciales son esencias volátiles extraídas de plantas aromáticas (hojas, flores, caules, cortezas y raíces) por procesos de destilación o por presión.

¿Qué hacen estos aceites esenciales naturales?

Los aceites esenciales pueden penetrar a través del olfato o de la piel (muy superficialmente, no llegando al torrente sanguíneo. Al recibir la presencia de un aceite esencial se genera un estímulo en el sistema olfativo o en el sistema circulatorio a través de la piel, que envían señales al sistema límbico que actúan directamente en regiones asociadas con las emociones y con procesos vitales.

Por inhalación, los aceites esenciales actúan muy rápido. Una vez llega el olor a la mucosa nasal, se absorbe y provoca un estímulo en los nervios olfatorios. Como una persona reacciona a un olor o a otro tiene que ver con su memoria olfativa, que es construida desde que somos muy peques.

¿Para qué sirven?

La  aromaterapia es un método natural basado en la actividad de las moléculas bioquímicas que contienen los aceites esenciales y que es empleada para conseguir diferentes respuestas en el organismo como estimular o mitigar la función de las células en un órgano o sobre el sistema nervioso para alcanzar una sensación de equilibrio o normalización.

¿Cuáles son sus propiedades?

La aromaterapia usa los aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas, para restablecer el equilibrio y la armonía del cuerpo y de la mente para beneficio de nuestra salud y belleza. Destacamos entre sus propiedades:

  • Analgésica: suavizan el dolor como el incienso y la lavanda.
  • Calmante: mitigando la excitación en el cerebro, aportando calma como la lavanda.
  • Antiinflamatoria: contrarrestan la inflamación como los cítricos: naranja y limón.
  • Estimulante: actúan sobre la digestión, disminuyendo la hinchazón del vientre como  la albahaca y la menta.
  • Regeneradora y cicatrizante: mejoran la regeneración y cicatrización de la piel como el incienso y el geranio.
  • Tonificante: activan la circulación como el ciprés y el romero.
  • Bactericida: tienen la capacidad de destruir gérmenes resistentes.

Para obtener estos efectos es imprescindible utilizar aceites esenciales naturales de calidad y que sean realmente extraídos de plantas y no de ninguna esencia sintética. Existen en el mercado muchas esencias sintéticas, que huelen pero que carecen de estas propiedades.

También es importante que los aceites esenciales hayan sido extraídos de forma natural (por destilación a presión), sin el empleo de disolventes o procesos químicos que pueden alterar sus propiedades.

¿Cómo usarlos?

  • Por vía inhalatoria, te recomendamos difusores en los que no se apliquen una fuente de calor directa que pueda alterar las propiedades del aceite esencial empleado. En el mercado, encontrarás diferentes difusores, por ultrasonidos, con nebulizador. A día de hoy es muy común encontrarlos en cualquier farmacia.
  • Por vía cutánea: utilizando cosméticos que contengan aceites esenciales. Te aseguras que hayan sido formulados con concentraciones correctas, como los de Per Purr.

 

Sí, son naturales, pero existen algunas precauciones que seguir:

  • No aplicar directamente sobre la piel,
  • No ingerir,
  • No poner en contacto con ojos o mucosas,
  • Y por último, y muy importante: evita la exposición al sol tras su utilización. Algunos aceites son fotosensibilizantes, es decir, que al contacto con la radiación solar puede producir alteraciones en la piel, marcas, manchas, prurito, picor, enrojecimiento de la piel. La mayoría de aceites esenciales fotosensibilizantes son los cítricos: limón, naranja, bergamota, pomelo.

 

full hair treatment pack

 

La aromaterapia y los productos Per Purr:

“Efecto ducha de spa en casa”: champú y acondicionador de hidratación intensa, el exfoliante de sales.

 

“Masaje efecto profesional”: aceites Relax y Sporty

 

“Baño romántico”, aunque sea para uno: sales de baño Floral-Cure

 

Piel cuidada y aterciopelada: ¡Nuestra crema hidratante!

 

Los verdaderos y falsos en la belleza

Cada día recibimos muchos mensajes vuestros por correo, chat, whatsapp y RRSS.

Algunos con dudas sobre los productos, y muchos con dudas generales de belleza. Aquí os explicamos los más preguntados:

1. Si te arrancas una cana te salen más.

¡FALSO! Más que una realidad, es un efecto óptico. Es importante tener en cuenta que cada cabello nace de un solo folículo. Por eso, si te arrancas una cana o ésta se cae, solo puede reemplazarse por UN pelo que nacerá del mismo folículo y no de otros que estén alrededor.

 

2. Los champús que hacen más espuma limpian mejor.

No. No y ¡NO!

La cantidad de espuma depende de la cantidad de surfactantes usados en la fórmula. Los fabricantes, en ocasiones buscan, con la espuma, generar una experiencia sensorial agradable para el cliente, pero eso no significa ni mayor calidad ni mejor limpieza.

 


 

3. Lavar el pelo a diario lo estropea.

¡FALSO! No necesariamente, aunque es recomendable que utilicemos un champú de uso diario con menor detergencia, siempre que así lo requiera nuestro cabello, para no resecar. Lo que si lo estropea es usar secador u otros utensilios con fuente de calor a diario.

 

4. Las puntas abiertas se pueden reparar.

¡FALSO! Una vez que se han abierto es imposible. Están rotas, no se pueden reparar ni cerrar porque la cutícula del cabello ya está dañada. ¿El mejor tratamiento? Cortar las puntas con regularidad para mantener la melena sana.

 

5. Hay que cambiar de champú porque el pelo se acostumbra.

¡FALSO! El cabello está compuesto por queratina, no se regenera como la piel, por lo tanto, no puede acostumbrarse a nada. Si notas que tu champú o acondicionador ya no hacen efecto puede ser porque tu pelo haya cambiado y esté, por ejemplo, más seco debido a los agentes externos, la coloración, la época del año…

Dependiendo de los ingredientes de la fórmula del champú que uses, también puedes tener esta sensación. La mayoría de los champús y tratamientos, llevan siliconas minerales. Con el paso de los meses el cabello pierde su brillo y el volumen. Prueba un champú libre de esas sustancias y sin siliconas minerales, lo ideal es una fórmula de silicona vegetal y aceites vegetales y esenciales. El cabello nunca se “acostumbrará” y siempre tendrá brillo.

Usando nuestros champús notarás la diferencia ya en los primeros lavados, mucho más brillo y flexibilidad en el pelo. Ese efecto no se pierde si los usas diariamente.

 

6. Hay cremas que mejoran las estrías.

El único producto que ha demostrada su eficacia contra las estrías es el ácido retinoico, ya que es capaz de generar nuevo colágeno que es lo que necesita una estría para mejorar. De hecho, afirma que las cremas anti-estrías que se venden actualmente no han demostrado aportar mayor beneficio que una crema hidratante normal, pero sí que mantienen e incluso aumentan la elasticidad de la piel, disminuyendo el aparecimiento de las estrías.

 


 

7. ¿El uso de cuchilla en las piernas deja los pelos más gruesos?

¡FALSO! Vamos a aclarar de una vez por todas este tema. El pelo siempre es más grueso en la raíz que en las puntas. Cuando pasas la cuchilla, el pelo lo cortas casi en la base, dónde es más grueso. Por eso cuando el pelo crece esa base comienza a ser la punta, y da la sensación de que es más grueso.

Puedes hacer la prueba y quitar los pelos con una pinza o con cera y verás como vuelven a crecer como antes, por lo que el afeitado no cambió nada.

Consejo: Para quien sólo se depila con cuchilla, tiene que asumir que el pelo siempre será grueso cuando crezca. Además, con este tipo de depilación el pelo crece mucho más rápido, que cuando se arranca de raíz. Existen algunas opciones como las cremas depilatorias (para piernas, ingles, axilas, etc.), que disuelven la base de los pelos. No crecen tan rápido como cuando pasas la cuchilla, ni tan lento como la tradicional depilación con cera/miel.

Si no te gusta la depilación con cera, te da pereza pedir cita para depilarte etc, atenta que existen una infinidad de máquinas de depilación. Son muy prácticas, rápidas, no dejan rastros de cera en la piel y son eléctricas. No olvides que existe siempre la opción de la depilación con láser, que eliminan los pelos para siempre, en pocas sesiones.

 

8. ¿La depilación con cera deja el pelo más frágil?

¡VERDADERO! Por un lado, es un hecho que arrancar los pelos de raíz durante años hace que ellos cada día sean más frágiles, consecuentemente más finos y débiles. Pero no es sólo eso - con la edad, por un tema hormonal los pelos cada día son más débiles y finos. En algunas zonas incluso algunos ya ni volverán a crecer.

Consejo: ¡Este proceso afecta a todo el pelo del cuerpo! Atención con depilar mucho las cejas, no abuses a la hora de arrancar los pelos buscando la forma perfecta. Podrían dejar de ser espesas y pobladas a largo plazo, de tanto depilarlas.

 

9. Cutículas: ¿Cuánto más las quitas, más crecen?

¡VERDAD! Cuanto más quitas la cutícula, como cualquier piel crece, y será más perceptible, por eso tienes la impresión de que siempre sobra y que crece muy rápido. Es verdad que cuanto menos la quitamos, menos crece. La cutícula es una forma de protección de las uñas. Si el cuerpo nota que falta esa protección, la sustituye rápidamente. Si en cambio está intacta, el cuerpo no necesita producir tanta cantidad de piel. La cutícula crece hasta un punto y luego para. Es importante hidratarla y cuidarla. Obviamente algunas cutículas crecen más que otras, dependiendo de la persona, igual que pasa con el cabello.

Consejo: Si no tienes tiempo para hacerte las uñas, o entre manicura y manicura, pasa algún tiempo, lo ideal es que las hidrates al máximo. Puedes usar tanto productos específicos para uñas y cutículas, como cualquier crema hidratante de manos. Si te va el mundo natural como a nosotros, aplica unas gotitas de aceite vegetal, como el de argán o de macadamia, principalmente en invierno. Evita tener las cutículas secas, así no darán impresión de descuidadas.

 

 

¿Los champús sin lauril sulfato de sodio (SLS) no hacen espuma?

 
El SLS se ha usado como ingrediente desde 1930. Comúnmente utilizado como agente de limpieza en productos de desinfección doméstica, detergentes para  la ropa o,  lavavajillas. Así como en champús, jabones corporales y pastas dentales.
 
Hoy el lauril sulfato de sodio está muy mal visto por razones infundadas. Se ha creado una narrativa donde el SLS es una amenaza para la salud humana, diciendo que puede causar cáncer, pérdida de cabello, disfunción de los sistemas biológicos, etc. Estas afirmaciones no están respaldadas científicamente y deben considerarse falsas y falaciosas.
 

 

¿Por qué no lo utilizamos en Per Pur?

 
Resulta que el SLS es un surfactante económico muy bueno y posee una alta capacidad limpiadora, además de crear abundante espuma. Pero no es la mejor opción para todos. Por su fuerte acción astringente tiene un efecto más abrasivo, lo que puede causar irritación en algunas personas. Hoy existen surfactantes de nueva generación, más suaves y con excelente capacidad limpiadora. 
La tecnología biológica desarrollada permite que estos nuevos agentes limpiantes, vegetales naturales (surfactantes), cumplan su función con delicadeza. Esta tecnología también posibilita que sean biodegradables, con todos sus componentes derivados de recursos naturales renovables y sostenibles (provenientes de plantas).
Dicen que: “Sin espuma también se limpia”.
 
 
 
Es verdad. Pero en Per Purr nos encanta la espuma y no queremos prescindir de ella. La espuma es parte fundamental de una ducha placentera, ayudando a lograr un aspecto suave, sedoso y natural.
 
Los champús sin SLS son famosos por no expandirse ni crear espuma. En Per Pur utilizamos Surfactantes (detergentes) sin sulfatos, extremadamente suaves y que proporcionan una limpieza profunda y duradera, además de hacer una espuma densa y abundante.
 
 

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es un trastorno dermatológico no contagioso que hace que las células de la piel se multipliquen mucho más rápido de lo que deberían.
Las células normales de la piel crecen y cambian por completo en un mes, con la psoriasis las células de la piel hacen todo este proceso en solamente tres o cuatro días. Su manifestación clásica es la aparición de parches que producen picor, de tamaños diferentes, rojos y cubiertos por escamas blancas. Las lesiones pueden aparecer en cualquier lugar del cuerpo, pero la mayoría aparecen en el cuero cabelludo, codos, rodillas, uñas, manos, pies y en la espalda.
Las personas con psoriasis también pueden desarrollar un tipo de artritis llamada artritis psoriásica, que provoca dolor e hinchazón en las articulaciones. La Fundación Nacional Americana de Psoriasis estima que entre el 10% y el 30% de las personas con psoriasis también desarrollan artritis psoriásica.
 

 

¿Cuáles son las causas de la psoriasis?

Causada por una disfunción del sistema inmunológico, afecta al 2% - 4% de la población. La psoriasis es una enfermedad autoinmune, lo que significa que parte del propio sistema inmunológico del cuerpo se vuelve hiperactivo y ataca los tejidos normales del cuerpo. Suele aparecer entre los 15 y 35 años, aunque también afecta a niños y a personas mayores.
Los científicos no saben qué causa exactamente la psoriasis, pero sabemos que el sistema inmunológico y la genética desempeñan un papel importante en su desarrollo. El diagnóstico es hecho por un dermatólogo que evaluará las lesiones a través de un examen físico. El médico también puede hacer una biopsia: extraer una pequeña muestra del tejido y analizarlo para asegurarse de que no sea una infección cutánea. No existe ninguna otra prueba para confirmar o descartar la psoriasis.
 

 

¿Cómo tratar la psoriasis?

Existen muchos tipos de tratamientos, pero todavía no hay una cura definitiva. Los tratamientos son personalizados por el dermatólogo, basados en la localización, severidad y tamaño de las lesiones, estilo de vida, edad y otros factores. Entre los tratamientos están los menos agresivos, que son las terapias tópicas como los hidratantes, cremas con corticoides y cremas con retinoides. Los tratamientos que van desde moderados a los más severos son:

  • la luz ultravioleta (fototerapia), que disminuye el aceleramiento de crecimiento de las células cutáneas.
  • hasta medicamentos orales, subcutáneos, intramusculares e intravenosos.

 

Se habla mucho de un “ nuevo” ingrediente  en la cosmética y sus beneficios. Pero la realidad es que no hay nada nuevo en el cannabis.

Sobre su uso y beneficios podemos encontrar múltiples versiones y cifras. Nosotros hemos decidido quedarnos con que las personas llevan utilizando esta planta desde hace más de  8.000 años y de diferentes formas.

Del cannabis sale el cáñamo, con múltiples funciones y beneficios. Por ejemplo, desde el siglo XVI y hasta el XIX este material fue fundamental para la industria textil, compitiendo directamente con el algodón. Un dato curioso al respecto es que el rey Enrique VIII de Inglaterra obligaba a todos los propietarios de tierras a destinar una parte al cultivo del cáñamo, para la creación de las velas navales.

Sin embargo, en el siglo XX la palabra “cáñamo” comenzó a estar dentro de esa lista negra de asuntos prohibidos y se ligó directamente con el elemento psicotrópico del THC, como queda reflejado en la Convención Única de Estupefacientes del 30 de marzo de 1961 en Nueva York.

Dejando a un lado las cuestiones sobre el porqué de este “destierro” social de un elemento natural, mientras se fomenta el consumo de otras sustancias nocivas, queremos intentar explicar la evolución de este ingrediente y cómo ha llegado a ser uno de los elementos  más codiciados en la actualidad de la cosmética.

Aunque suene muy banal, todo se resume a vacíos legales que surgen cuando se imponen ciertas restricciones.  Como tal, tanto las hojas del cáñamo como sus semillas quedan excluidas de la clasificación de estupefacientes, por eso sí se puede utilizar el aceite de semillas de cáñamo (Cannabis Sativa Seed Oil) en la cosmética, siempre y cuando no supere un 2% de contenido de THC (según la legislación Europea).

Ahora nos gustaría contarte en qué consiste  el CBD y la razón por la que, cada vez más, se fomenta su uso.

Lo primero que debes saber es que dentro del organismo humano se encuentra el sistema endocannabinoide. Descubierto en los años 90 del pasado siglo XX, produce dos tipos de receptores presentes en el Cannabidiol o, más comúnmente conocido, CBD. Este sistema es muy importante ya que regula gran parte de los procesos fisiológicos por los que nuestro cuerpo pasa a diario. Es decir,  mantiene el equlibrio de nuestro organismo a pesar de las variantes externas.

 ¿Qué pasa entonces si nuestro sistema endocannabinoide no funciona correctamente?

La persona cae enferma

Volviendo al asunto de los receptores es muy importante saber dónde se concentran estos dos tipos:

Receptores CB1 (vinculados con el THC):  se concentran principalmente en nuestro cerebro.

Receptores CB2 (vinculados con el CBD): se concentran tanto en el sistema inmune como en el nervioso. Pero también están presentes en el hígado, el corazón, los riñones, los vasos sanguíneos o las glándulas endocrinas.

Destacando en todo momento que el CBD no tiene ningún efecto psicotomimético en nuestro cuerpo, es el momento de explicar sus beneficios sobre nuestra piel.

Como te indicamos unas líneas más arriba, el aceite apto para el uso en la cosmética debe partir de las hojas o semillas del cáñamo. Dichas semillas son muy ricas en omegas 3 y 6, popularmente conocidos por sus propiedades regeneradoras e hidratantes, tan beneficiosas para la piel.

No obstante, los beneficios del CBD van mucho más allá, ya que en la piel también tenemos receptores cannabinoides, implicados en su mantenimiento y  la función protectora de la misma. Por ejemplo, el sistema endocannabinoide está implicado en distintas patologías cutáneas, como la sequedad y el acné. Siendo  fundamental  a la hora de controlar el estado de la piel, ya que ayuda a regular el crecimiento y la diferenciación de las células cutáneas.

Algunos estudios también señalan al CBD como un agente adaptógeno, ayudando a la piel a adaptarse en diferentes estados ambientales y evitando así su daño, principalmente en las pieles más sensibles.

Otra de las causas por las cuales el  CBD  está cada vez más presente en la cosmética son sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas o antioxidantes.

En realidad existe un gran listado de beneficios sobre el CBD pero en nuestro caso solo queremos explicarte la parte que está estrechamente relacionada con la piel. Esperamos haberte ayudado un poco a entender el interés y potencial de este ingrediente. Sin embargo, no te dejes engañar por listas infinitas de beneficios, recuerda que nada es mágico y que el que tu máscara de pestañas tenga CBD probablemente no genere ningún beneficio en tu sistema.

Era el año de 2014 y salían los primeros artículos en revistas y en algunos blogs de moda europeos sobre las cremas solares y los rayos infrarrojos.

Información sin contenido, porque no tiene sentido hablar sin saber sobre el tema, como muchas de las cosas que encontramos perdidas en Google. Desde Per Purr necesitamos averiguar de qué estamos hablando y, sobre todo, probar en nuestras pieles antes de recomendar a otros, porque es muy fácil perderse en el teléfono escacharrado que es la internet.

 

Me puse a investigar artículos científicos que explicaran la fisiología detrás de la interacción de los infrarrojos con nuestra piel. Los primeros artículos que leí eran casi "copy & paste". Encontré expertos que decían y que se contradecían en el mismo artículo. Luego otras investigaciones que decían cosas como: espectroscopia infrarroja y mediciones magnéticas, {Gd38 (ClO4) 6}, encapsulando seis ClO4? iones? ?

 

¿Qué hacemos con esta información que nos resulta imposible de descifrar?

Lo que sé yo es usar, probar en mi piel y evaluarlo.

Pregunté a mi marido, que es médico (y socio de Per Purr), qué pensaba él sobre este temazo de los rayos infrarrojos. Él, algo incrédulo, se metió a investigar la “novedad”. Preguntó en el hospital donde conoce a dos anatomistas patológicos (personas que están aisladas en el laboratorio, detrás del microscopio viendo células) sobre este gran "descubrimiento" y me dijo que ambos se rieron de él, diciéndole que la cosa no era así.

Os cuento aquí lo que me explicó:

Los rayos infrarrojos son energía térmica, ese pequeño y agradable calor que sentimos cuando el sol toca nuestra piel, pero que no solo es emitido por el sol, sino también por secadores, portátiles, calentadores, aceras calientes y muchas otras cosas. Los humanos también emitimos estos rayos, que son capturados por cámaras de visión nocturna.”

per purr blog

 

El rayo solar se subdivide en 3 partes: rayos UV - 7%, rayos IF - 54%, rayos visibles - 39% y que pueden ser el próximo objetivo de la ciencia de la piel. Pero a nosotros lo que nos interesa aquí es saber la capacidad que tienen estos rayos de hacer daño a nuestra piel.

 

Los rayos visibles son responsables de la visualización del arco iris y son más fuertes que los infrarrojos. ¿Por qué un rayo más débil que el arco iris se convierte en el nuevo villano? ¿Quizás porque no es tan hermoso? ¿Quién tendría el coraje de acusar al hermoso arco iris de causar un cáncer de piel?

 

Entonces, ¿cómo puede causar daño el infrarrojo? La respuesta es muy simple: los radicales libres.

Casi todas las cremas solares disponibles en el mercado actualmente bloquean la mitad de los radicales libres formados en la piel, ya que estos radicales libres favorecen el envejecimiento prematuro y las enfermedades de la piel.

 

¿Y qué es un radical libre?

Es una molécula de vida corta altamente reactiva derivada del oxígeno. El oxígeno está presente en todas partes y, como su nombre dice, se oxida. Como el óxido en el metal, lo que llamamos un "estrés oxidativo'.

De acuerdo, pero si los rayos IF producen estos radicales libres en la piel, ¿la secadora, los incendios y el calor del contacto humano también causarían cáncer?

per purr blog

 

¡No! después de todo, hay otros factores en esta ecuación, como la intensidad y el intervalo de exposición solar. Lo que nos hace comprender que es suficiente sentarse muy cerca de un calentador para sentir el ardor. Lo que es importante aclarar de este tema de los infrarrojos son dos puntos:

 

  1. Los radicales libres no son solo producidos por los rayos infrarrojos, sino que también y principalmente lo son por los rayos ultravioletas. ¿Queréis saber algo más? Las células de defensa en nuestro cuerpo cuando destruyen “invasores” generan los mismos radicales libres que los rayos infrarrojos.

Parece que el villano ha sido desenmascarado y no es tan feo como pensábamos.

Los radicales libres producidos en exceso causan daños y deben ser combatidos. ¿Por quién? Por los antioxidantes. Una buena crema solar debe tener buenos antioxidantes que actúen sobre los rayos ultravioletas. Este es el punto clave: los radicales libres no son un descubrimiento nuevo y, en la disputa por la protección contra los rayos UV e IF, el antídoto es exactamente el mismo.

 

  1. Las investigaciones sobre los efectos del sol en la piel demuestran que los IF penetran más profundamente que las UV. Sin embargo, es muy difícil que una crema solar vaya más allá de la capa córnea de la piel (la primera capa de la epidermis, que se subdivide en muchas capas de células muertas) por lo que la función de esta capa es precisamente la de protección, un protector de la piel que no permite que ningún agente químico penetre.

 

Incluso utilizando la tecnología más moderna de nanopartículas en las cremas solares, las biopsias patológicas (el estudio de estructuras microscópicas de tejidos) demuestran que la capa córnea de la piel permite que penetre menos del 1% del total de agentes tópicos que aplicamos sobre la piel.

Los protectores IF se venden como una barrera protectora. ¿Pero es un antioxidante una barrera?

En un sentido poético, tal vez. Los protectores contra los rayos UV son filtros químicos y físicos, paredes verdaderas, partículas inorgánicas (como el dióxido de titanio) que absorben y/o reflejan los rayos, que no es lo mismo que sucede con un antioxidante.

Por último, pero no menos importante, un factor químico que desenmascara toda la trama: la vitamina C sigue siendo el oro entre los antioxidantes y debe estar presente al menos un 10% de la fórmula en un ambiente muy ácido (pH 2.5 - 3.5) para que su efecto sea estable y eficiente.

 

Esta novedosa aplicación tópica (protectores UVA + UVB + IF) que está invadiendo el mercado, ha alcanzado altas expectativas pero con bajas cantidades de antioxidantes. A día de hoy, todavía NO es posible obtener un protector solar que contenga del 10% al 20% de vitamina C porque los filtros UV ya son parte del 20% de la fórmula, y estos requieren un pH básico (6–7), que destruiría la vitamina C.

 

per purr blog

¿Qué se puede hacer para proteger más la piel?

Muy sencillo: en lugar de comernos la cabeza usando solo un producto ideal, es mejor usar dos productos reales. Usar por ejemplo un serum que lleve un mínimo de 10% de vitamina C y luego una crema solar FPS 50.

 

Con toda esta información tan compleja, no hace falta mirar con desdén a los protectores infrarrojos, porque aunque no sean tan efectivos como dicen serlo, siguen siendo un poco más completos que los normales que solo llevan ultravioletas. Sobretodo la diferencia se nota más cuando hay una sobre exposición solar (como durante las vacaciones en la playa o un "finde" al borde de la piscina).

 

per purr blog

 

Comercializado en toda Arabia, desde hace más de 6 mil años, el Olibanum o más comúnmente conocido como incienso, se ha llegado a  considerar aún más valioso que el oro. Su aroma señalaba gran riqueza e importancia sobre quienes lo poseían. 
 
En particular, los antiguos egipcios usaban incienso durante los eventos ceremoniales y el embalsamamiento de los faraones, mientras que las sucesivas dinastías chinas lo importaron a lo largo de la Ruta de la Seda para su uso en el tratamiento de dolencias. Fue introducido en Europa por los cruzados francos, que lo denominaron 'francencens' en francés antiguo (traducido aproximadamente como 'incienso de alta calidad'), del cual deriva el nombre moderno de incienso.
 
El incienso es en realidad una resina, cosechada de los troncos del árbol de Olibanum o Boswellia Carterii, un árbol excepcionalmente resistente y amante de la sequía.
 
Los árboles de Boswellia no deben cosecharse más de tres veces al año y se dice que el incienso de mejor calidad proviene de la cosecha final. La resina exudada se endurece en pepitas de color ámbar (casi como una yema preciosa). Estas, también denominadas “lágrimas”,  se clasifican a mano según su calidad y luego se procesan, mediante destilaión al vapor, en forma de aceite esencial.
 

 
Aunque el incienso ahora está asociado con el yoga y la meditación, las propiedades curativas fueron las que le convirtieron en una mercancía tan valiosa en la antigüedad.
 
El incienso contiene sesquiterpenos, que estimulan el sistema límbico del cerebro (el centro de la memoria y las emociones), el hipotálamo, la glándula pineal y la glándula pituitaria. Combinado con su aroma rico y cálido, le proporciona propiedades extraordinariamente reconfortantes y lo hace realmente útil para ayudar a lidiar con la desesperación, el estrés y otras afecciones nerviosas relacionadas. También es excelente para ayudar a controlar la ansiedad y el miedo asociados con cambios importantes en nuestro día a día.
 
El incienso también tiene propiedades antiinflamatorias, lo que significa que puede ayudar a abrir las vías respiratorias y la caja torácica, lo que lo hace realmente útil para ayudar a controlar afecciones como asma, bronquitis, catarro y tos. Del mismo modo, se ha informado que estas propiedades antiinflamatorias ayudan a las personas con afecciones crónicas como la artritis y el reumatismo.
 
En general, el incienso es famoso por ser un aceite antiséptico curativo y estimulante de la inmunidad, especialmente por ayudar a combatir los resfriados y la gripe. Otras propiedades beneficiosas, asociadas con su uso, incluyen el cuidado de la piel. Al ayudar a reducir la cicatrización de los cortes y reducir las imperfecciones o arrugas en la piel más madura, incluyendo el tratamiento de la celulitis, por lo que lo hemos incluido en nuestro Aceite Skinny. 
 
 
 
La demanda internacional de incienso se ha disparado en la última década, lo que ha llevado a muchos productores a sacar provecho de la explotación masiva de sus árboles, cosechando, continuamente, resina de baja calidad de múltiples rayas (cortes en la corteza). 
 
Esto no solo daña la capacidad del árbol para combatir enfermedades sino que, fundamentalmente, debilita su capacidad de reproducirse con éxito y reduce significativamente su vida útil; por eso siempre es importante verificar que el aceite proceda de  una cosecha sostenible.
 
 Algunos estudios sugieren que la mitad de todos los árboles actuales de Boswellia Carterii están en riesgo de morir en los próximos 20 años, si estas prácticas insostenibles continúan sin control.
 
Creemos que esto sería una tragedia, por lo que estamos comprometidos a obtener la materia prima de nuestros productos cosméticos con el incienso proveniente de cultivo sostenible. Para nosotros, se trata proporcionar calidad sobre cantidad, a fin de proteger estos increíbles árboles y los medios de vida que sostienen para las generaciones venideras.
 

¿Tienes alguna duda? Escríbenos por Whatsapp en el +34 645 64 49 90, desde nuestro chat online o a contact@perpurr.com.

Si hubiera que decidir una fiel compañera de vida, una que nos traiga a la mente momentos de nuestra infancia, nos haga saltar de alegría, nos recuerde a ese alguien especial, erice nuestra piel,  acelere nuestro corazón o incluso nos haga llorar, la mayoría estaríamos de acuerdo en su nombre: MÚSICA.
La música es una de las mayores experiencias sensoriales que podemos disfrutar. Incluso está demostrado que aprendemos antes a responder ante las emociones generadas por la música que a las palabras.
 

 
Las conexiones que se producen en el cerebro al escuchar música hace que sea un fuerte motor para relajarnos, energizarnos, motivar nuestra concentración o incluso ayudar a la distracción para paliar el dolor. 
Por algunas de estas razones podemos decir, también, que la música es un medio de comunicación y socialización. Gracias a ella compartimos sensaciones con personas desconocidas; como cuando el público de un concierto está conectado por una misma melodía o cuando el escuchar unas notas determinadas se siente la imperante necesidad de bailar.
A veces también se han visto colores y formas a través de la música (como le pasó al pintor ruso  Vasili Kandinsky) o se vincula directamente con la ciencia y el universo. Pero tampoco se puede obviar su trivial uso dentro del mundo del marketing, así en los ambientes de consumo y los espacios nocturnos la música se convierte en la herramienta clave para potenciar la demanda de un producto.
 

 
A veces actúa como refugio, cuando necesitamos desahogarnos en la intimidad y  es el acompañamiento de una canción lo  que le da algo más de sentido al momento. Por ello se usa mucho en terapias, porque lo que a veces no consiguen las palabras si lo consigue la música, creando vínculos hasta en distintas clases de seres vivos.
Podríamos escribir un sin fin de sensaciones y explicaciones sobre los efectos de la música en nuestro cerebro y por lo tanto en nuestro cuerpo, como el aumento de la resistencia física (por los estímulos musicales) o el control el sistema cardiovascular,  pero esta vez queremos resaltar a la música como ese gran motor del recuerdo. Su potencia es tal que la reacción ante una canción puede traer a la mente un momento olvidado hasta en personas con problemas de memoria.
 

 
Muchas veces hemos hablado del olfato y los olores de Per Purr como vía para transportarnos a otros espacios. Pero hoy queríamos resaltar este elemento que parece acompañar a las personas desde hace más de 8.000 años y que está presente cada día en nuestras oficinas y laboratorio de Madrid. La música  nos ayuda a  generar un ambiente enérgico y positivo que queremos compartir con la siguiente playlist: Trabaja al ritmo de Per Purr
¡Disfruta de ti y de tu entorno, con música y con Per Purr!

Una belleza comprometida
Suscríbete y recibe un 10% de descuento en tu primer pedido
Subscription Form
cartmagnifiercrossmenuchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram