aceite serum facial naranja

Hoy en día, en cualquier rutina de cosmética se recomienda el uso de antioxidantes por la mañana.

Pero, ¿sabes realmente cuáles son sus beneficios? 

Son compuestos químicos que luchan contra los radicales libres, que son uno de los principales causantes de la pérdida de elasticidad y del envejecimiento cutáneo.

Estas moléculas dañinas se originan, además, por agentes externos como el tabaco, el alcohol , el estrés o la contaminación.

¿Te notas la tez apagada y sin luz? ¿Vives en alguna ciudad con exceso de contaminación y se refleja en tu piel? Pues nosotros hemos formulado un aceite para combatir contra ello.

 

 

El aceite facial de Per Purr es un cóctel de aceites vegetales y esenciales cargadito de vitaminas que (¡sorpresa!) tienen propiedades antioxidantes. Presenta gran emoliencia gracias a ingredientes como el aceite de almendras, aceite de coco y el aceite de baobab.

Además, este producto no está indicado solo para el cuidado facial, sino que también tiene increíbles beneficios para el cabello o la barba. De esto último se encarga el aceite de jojoba y el aceite de nuez de Brasil.

Después de conocer sus múltiples beneficios, quizás lo que no te convence es que se trate de un aceite. Pues bien, no hay de qué preocuparse. Es un aceite indicado para todo tipo de pieles, se absorbe rápido y no deja sensación grasa.

Y por último, ¿Cómo se utiliza? 

Tras realizar la limpieza facial, depositamos dos o tres gotitas de aceite en la palma de la mano y lo calentamos unos segundos. Después lo aplicamos sobre nuestra piel y realizamos movimientos ascendentes que activarán la circulación sanguínea permitiendo una mayor absorción del producto. Con el exceso de aceite, masajeamos las puntas del cabello y, voilà, en un minutos luciremos una piel luminosa y un pelo sano y brillante.

aceite facial per purr

 

De paso aprovechamos para avisarte que con motivo de nuestra Black Week.

El aceite facial tiene un descuento del 40%.

¿A qué esperar para probarlo y darnos tu opinión?

¡Aprovecha esta oportunidad!

 

Todos sabemos lo importante que es consumir vitamina C. Desde pequeños nos repiten que tenemos que comer naranjas para no pillar una gripe o resfriado en el invierno, por ejemplo.
Efectivamente esta vitamina ayuda a mantener tu inmunidad alta, pero lo que no sabes es que también es muy beneficiosa para tu piel. Para que haga efecto sobre ella, no tenemos que consumirla de forma alimenticia, sino se aplica directamente sobre la piel, usando fórmulas tópicas que muchos laboratorios ofrecen.

Beneficios de la Vitamina C

Los beneficios de la Vitamina C en tu piel y cuerpo


La vitamina C hace maravillas, es “LA GRAN ALIADA” contra las ARRUGAS. Sus propiedades antioxidantes ayudan a la piel a luchar contra los radicales libres, que dañan el colágeno y la elastina que tu cuerpo produce.
Como los años no pasan en balde, aparecen las primeras señales de envejecimiento precoz de la piel, ¡las famosas arrugas!
La piel tiene por naturaleza una buena reserva de ácido ascórbico, que deriva de la vitamina C. Cuando la piel se expone a los rayos ultravioletas, esta reserva disminuye, produciendo a su vez menos colágeno.
Por este motivo es tan importante el uso de cosméticos que contengan esta vitamina, que además es extremamente potente en el tratamiento de manchas causadas por el sol.
Vitamina C

Los beneficios de la Vitamina C en tu piel y cuerpo


10 Funciones de la vitamina C:
1- Facilita la absorción de otras vitaminas y minerales;
2- Es antioxidante y disminuye la inflamación causada por agentes externos como el sol;
3- Evita enfermedades degenerativas como arteriosclerose;
4- Disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas;
5- Refuerza el sistema inmunológico;
6- Ayuda al desarrollo de dientes y encías, huesos, cartílagos y en la absorción de hierro.
7- Reparación y crecimiento del tejido cognitivo;
8- Es extremamente importante en la construcción de colágenos y la cicatrización de la piel, de ahí su importancia para la piel;
9- El uso en la piel ayuda a protegerla de los radicales libres;
10- Importante aliada para combatir manchas y arrugas.
¿Cuándo y cómo aplico la vitamina C?
Lo ideal es usar un serum de vitamina C antes de la hidratante y del protector solar, todos los días por la mañana. Existen varias marcas en el mercado para diferentes tipos de piel y diferentes precios.
Si te gusta hacer “DIY”, tenemos una receta para que hagas tu propio sérum:
Ingredientes: vitamina C en polvo y agua destilada
Receta: utiliza un recipiente, preferiblemente de cristal. Y disuelve 10 gr. de vitamina C en 100 ml de agua destilada. Y conserva tu mezcla milagrosa en la nevera. Utiliza a diario para mejor resultado.

Las arcillas tienen una amplia gama de propiedades y colores que varían en función de su composición mineral. Lo que todas ellas tienen en común es su alta capacidad de absorber toxinas y residuos que están en la piel y que no son removidos con la limpieza de todos los días.
Con una limpieza profunda, usando arcilla una vez o dos a la semana, lucirás una piel más limpia y sana.
Una buena idea puede ser añadir a la arcilla aceites vegetales y esenciales; miel, frutas frescas o yogur. O si eres de las tradicionales: un poco de agua mineral. Con esto obtienes tantas combinaciones benéficas para la piel que no alcanzas a imaginar.
Las mascarillas hechas con arcilla dejan la piel limpia, suave, aterciopelada y mejoran la circulación de la sangre en la región aplicada. ¿Quieres más? Esta “tierra mágica” es uno de los más poderosos antisépticos y antiinflamatorios naturales que existen.
Aquí os dejamos algunas sugerencias que ya hemos probado en Per Purr. Sí, trabajamos, pero nos cuidamos al mismo tiempo.

Arcilla: ¡la mejor medicina para tu piel!

Arcilla: ¡la mejor medicina para tu piel!

La arcilla verde

Es la más conocida y se emplea principalmente en las pieles grasas y con tendencia acneica. Tiene la capacidad de extraer completamente la grasa de la piel y matar las bacterias responsables de causar los granitos. Esta mascarilla puede ser usada desde dos a tres veces a la semana.

Receta:
  • 2 cucharadas soperas bien llenas de arcilla verde
  • Agua tibia o fría. Usar la cantidad necesaria para hacer una crema homogénea
  • 1 cucharita de miel
  • 5 gotas de extracto de propolis
Como hacer:

Mezclar bien todos os ingredientes y aplicar en la piel previamente limpia. Aplicar y dejar 20 minutos. Cuando la mascarilla empiece a secar enjaguar con agua tibia y seguir con las cremas de costumbre.

Arcillas blanca y amarilla

Indicada para pieles normales y sensibles. Esta arcilla limpia los poros sin remover toda la grasa de la piel, lo que es muy importante en caso de pieles sensibles: mantener la hidratación natural de la piel.
También calma las irritaciones cutáneas que son causadas por los cambios del tiempo, intervenciones dermatológicas, o exceso de sol.

Receta:
  • 2 cucharadas soperas llenas de arcilla blanca o amarilla (o las dos)
  • Agua tibia. Usar la cantidad necesaria para hacer una crema homogénea. En este caso también puede ser interesante en lugar del agua, usar algún hidrolato (agua de planta) como la de camomila, lavanda o rosas.
  • 1 cucharada sopera de yogur natural (¡desnatado NO!)
Como hacer:

Mezclar todos los ingredientes hasta tener una crema homogénea y dejar que la mascarilla repose en la piel 20 minutos. Enjaguar con agua tibia. Los efectos de las mascarillas son mejores y más visibles si tu las aplicas por la noche antes de acostarse.
Al dormir la piel descansa y al día siguiente está estupenda.

La arcilla rosa (o roja)

Sin duda la más indicada para las pieles secas, maduras y con manchas. Tiene poder clareador y puede ser usada con frecuencia.

Receta:
  • 2 cucharadas soperas llenas de arcilla rosa
  • Agua tibia en cantidad suficiente para hacer una crema homogénea. Aquí viene mejor imposible el agua (hidrolato) de rosas
  • 5 gotas de aceite de jojoba
  • 1 cucharita de miel
  • 3 gotas de aceite esencial de rosas (¡ojo! Tiene que ser puro)
Como hacer:

Después de mezclar bien los ingredientes dejar que la mascarilla repose 20 minutos en la piel y enjaguar con agua tibia. Notarás arrugas atenuadas al día siguiente.

El Ghassoul (se dice Rasul)

Se trata de una arcilla marroquí muy rica en sílica, un mineral que es indispensable en la regeneración de las capas más profundas de la piel. Mejora la elasticidad estimulando la producción de colágeno. Puede ser usada por todos los tipo de piel.
Esta arcilla es un poco diferente de las otras porque absorbe más agua al cabo de los minutos quedando todavía con una textura más cremosa.

Receta:
  • 1 cuchara sopera llena de Ghassoul
  • Agua suficiente para crear una mistura cremosa. Lo ideal es colocar un poco de agua, esperar 10 minutos y adicionar más. Si hace falta y crees que todavía no está tan cremosa, esperar  diez minutos y añadir más agua

Los complementos para esta mascarilla varían de acuerdo con el tipo de piel. La miel siempre da buenos resultados con todas.
En el mundo de las mascarillas de arcilla hablar de límites es como poner muros al cielo. Las arcillas son fáciles de encontrar, cuestan poco y normalmente todos los herbolarios las tienen. Ahora ya no tenéis excusas para no lucir una piel limpia y linda.

Imagínate una piel perfecta, no una piel perfecta tipo photoshop, sino en una con una buena textura, tono igualado, poros reducidos y, principalmente, luminosa y sana.
Aunque todos tengamos imperfecciones, contra las cuales no hay que luchar exhaustivamente, una piel sana hace que estas imperfecciones pasen desapercibidas, incluso a los ojos más críticos.
Sabemos que hay muchos steps para lograr una piel perfecta: alimentación, protección solar, hidratación. Pero lo que muchas personas se olvidan o simplemente se “saltan”, es la buena limpieza diaria.
Sin duda, eso puede cambiar tu relación con tu piel. Esto parece tan obvio como una correcta selección de los productos. Cada piel es única y necesita distintos cuidados, luego, tendríamos que haceros una lista de cien páginas para cubrir a todos los tipos de piel.
En cambio, la idea va más allá de los productos y nos gustaría hacer hincapié en la rutina y el modo de limpiar correctamente.
Lo primero, para quién nunca ha tratado con un dermatólogo, sin duda, es buscar uno.
Muchas veces uno cree que tiene un tipo de piel y lleva toda la vida usando productos que no son realmente los adecuados. Además de esto, solo un dermatólogo podrá diagnosticar cualquier otro problema del que ni tú te habías dado cuenta.
Tampoco es efectivo gastar una pasta en las mejores cremas que hay en el mercado si uno no tiene en su rutina diaria la limpieza dos veces al día: al despertarse y al acostarse. Por la noche, la regla básica es siempre desmaquillarse. ¡SIEMPRE!

d61921e32e55de8e480ab82b3c54f160

Cómo limpiar tu piel correctamente


 
Lo ideal seria, primero, quitar el exceso con un producto no agresivo, como una agua micelar (hay de distintas marcas en todas las farmacias). Luego, si te maquillas los ojos, quizás, necesites de un producto más aceitoso para quitar bien el rímel, y eso es importante para no ocluir los poros por donde salen las pestañas.
De este step se podría ir directamente al tónico o entonces antes se podría aclarar usando agua tibia durante uno o dos minutos o, entonces, usar algún producto; un jabón neutro o espuma de limpieza.
Luego antes de acostarse lo ideal es poner una crema nocturna y una de ojos y… voilà. A la cama.
No creemos en excusas para no irse a la cama con la piel limpia: ni la áspera rutina, ni la pareja diciéndote que tardas en acostarte. Este proceso apenas algunos minutos. Hay opciones de productos “tres-en-uno”: quita maquillaje, limpia la suciedad acumulada durante el día y tonifica. Es una cuestión de cómo invertir el tiempo.
Quizás, tendríamos que haber empezado al revés, por la limpieza nocturna, pero esta, sin duda, es la más conocida.
Muchos piensan que por la mañana la piel está limpia porque han pasado toda la noche en la cama. ¡No te engañes!
Por la noche las glándulas sebáceas continúan trabajando expulsando todo lo que se ha quedado en los poros y otras toxinas. Si quieres que tu piel absorba bien los productos como el serum de vitamina C y la crema solar, hay que limpiarla.
Sobre los productos, además de saber cual es el mejor para tu tipo de piel, también deberíamos tener en consideración que al cabo de un año la piel sufre con las diferencias climáticas y esto se debería reflejar en el cambio de productos. En invierno, con el tiempo seco, viento fuerte, calefacción, etc, la idea es optar por productos más suaves.
Si no tienes estos cuidados básicos con la limpieza de la piel, te proponemos que empieces ya y lo pruebes por unas semanas. Ya verás el cambio de 180º que tendrás en la relación con tu piel y como te lucirá. ¡Ya nos lo contarás!

Una belleza comprometida
Suscríbete y recibe un 10% de descuento en tu primer pedido
Subscription Form
cartmagnifiercrossmenuchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram