En la boca o en la piel, el cacao es ideal.

El chocolate no es simplemente bueno para comer, también es muy bueno para tu piel.

Theobroma cacao, se traduce como "alimento de los dioses" -¡Con lo que estamos totalmente de acuerdo!-. El cacao es una planta originaria del Amazonas, existiendo en el mundo desde millares de años.

Lo admitimos, ¡somos adictos! El chocolate se derrite maravillosamente en la boca y también en la piel.

 

 

Omega-3 y el Fotoenvejecimiento

Cada vez más los estudios apuntan a los beneficios del chocolate, como  el estudio publicado en el International Journal of Pharmaceutics, donde se indica que los omega-3 tópicos pueden reducir la sensibilidad a los rayos UV (signos del fotoenvejecimiento) en las células de la piel ¨1¨. Las investigaciones sugieren que existe la posibilidad de que los productos para el cuidado de la piel, ricos en ácidos grasos omega-3 u omega-6, realmente mejoren su aspecto ¨2¨.

 

El cacao es el ingrediente por excelencia en todos los productos de chocolate, una fuente alimenticia muy compleja con propiedades nutricionales, minerales, antioxidantes y compuestos vasoactivos.

 

Hipócrates, el famoso médico griego, considerado el padre de la medicina sugirió:

 ¨Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina¨.

La noción de que el chocolate puede servir, literalmente, como "medicina" ya ha sido adoptada en la literatura ¨3¨.

El aceite natural derivado de la semilla de cacao, también conocido como manteca de cacao, contiene ácidos grasos omega-3, perfectos para una dosis saludable de rejuvenecimiento calmante de la piel, además de los efectos antioxidantes¨2¨. Existe una gran cantidad de evidencias que apuntan al consumo rutinario de chocolate amargo como un beneficio para la salud.

 
 

Acné y el Chocolate

La idea de que el chocolate causa acné no es más que un mito. Aunque no causa acné, el chocolate está lleno de ingredientes ricos en calorías y grasas. Estos días, se está prestando más atención al vínculo entre la dieta y el desarrollo del acné.

El acné es un problema complejo de la piel y los brotes pueden aparecer y desaparecer sin una causa específica. Pero hay fuertes evidencias que asocian esta condición a una dieta de estilo occidental rica en calorías, grasas y carbohidratos refinados.

El fast food - hamburguesas, pollo frito, perros calientes, papas fritas, refrescos etc, pueden aumentar el riesgo de acné. El alto contenido de azúcar y grasas pueden acentuar la producción de sebo, un factor determinante detrás de las causas del acné.

Si todo el pensamiento de "culpar al chocolate" fue más o menos fabricado, ¿de dónde se ha originado?

La comida no es la culpable más probable de tu acné. Las verdaderas causas del acné son la acumulación de células muertas en la piel dentro del poro, el exceso de aceite producido por la piel (sebo) junto con la proliferación de bacterias.

Las hormonas también juegan un papel importante en el desarrollo del acné. Es por eso que el acné es tan común durante la pubertad y para las mujeres en la época de la regla, así como comer más chocolate durante este período que acaba por coincidir con el brote. La predisposición al acné también es hereditaria. Entonces, si sus padres tenían acné, probablemente tu también lo tendrás.

En Per Purr tenemos el Jabón Fresh, que lleva una gran cantidad de manteca de cacao en su composición, mezclado con hojas de menta manualmente cortadas y aceites esenciales de menta piperita, hierba limón y albahaca, ideal para todos los tipos de piel.

¿Línea de fondo? Anímate y cómete tus barras de chocolate (¡negro!), pero siempre con moderación.

 

Fuentes:

¨1¨ https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15979259/

¨2¨ https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4696435/

¨3¨. Franco OH. Bonneux L. de Laet C. Peeters A. Steyerberg EW. Mackenbach JP. The Polymeal: a more natural, safer, and probably tastier (than the Polypill) strategy to reduce cardiovascular disease by more than 75% BMJ. 2004;329:1447–1450. [PMC free article] [PubMed] [Google Scholar]

 

El descontento  con el cuerpo, algo muy común en los días de hoy.

¿Conoces a alguien, o mejor a alguna mujer que esté 100% contenta con su cuerpo? Probablemente no. ?

Y las que digan que lo están, seguro que quieren perder un kilito más.

Durante 25 de mis 31 años he sufrido por esto. Cuando digo “he sufrido” no significa que ya no sufra, sino que en los últimos tiempos he intentado entender la raíz de este triste descontentamiento. Sí, la chica de abajo soy yo. Con mi cuerpo tal como es.

cuerpo sano blog
 

Te cuento todo esto porque veo que sufrimos mucho pensando que  si “tuviéramos el cuerpo perfecto seríamos más felices”, y lo peor, creemos que nuestro valor está en ello. Que nuestra vida sería más fácil y que tendríamos más éxito si reflejados en el espejo pudiéramos ver el cuerpo de la instagramer fitness del momento.

 

Hay que parar.

Sí, realmente hay que parar y reflexionar un poco. No podemos esperar ser feliz cuando logremos tener 2 o 10 kg menos. Hay que ser feliz ahora, cada momento cuenta, sin condicionarlo a una determinada forma corporal.

 

Y otra vez: ¡nuestro valor no se mide en tallas!

No te digo que comer sano y hacer ejercicio no sea importante.

Soy adicta a una vida saludable, como bastante sano y entreno unas cuantas veces a la semana. Hay que entender que tampoco la salud se mide en tallas. Que ni siempre una persona con 10 kg más de su “ideal” no es sana, y que no significa que una persona que tiene 10% de grasa corporal lo sea.

 

La gente suele ver un abdomen rajado y creer que la persona de la foto es el mejor ejemplar de salud y que su vida es perfecta.

Además de problemas físicos, esta brutal obsesión de estar en forma, también causa enfermedades psicológicas. Chicas y chicos cada vez más jóvenes haciendo dietas restrictivas y pasando horas en la cinta creyendo que la gente las va querer más y que sus vidas  serán estupendas si entran en una talla 36.

Anorexia. Bulimia. Depresión, trastorno dismórfico corporal. Vigorexia. Ortorexia.

¿Te compras las revistas que te dicen cómo perder 10 kg en un mes?

Pues adivina, esto no existe. Hay que cuidarse. Cuidarnos para no perder la cabeza con tantas dietas y alimentos de la moda.

Hay que comer comida.

Hay que moverse.

Hay que dormir y divertirse.

Hay que vivir sin creer que para “vivir” es necesario caber en un molde y que si cabemos ahí si la vida será estupenda. Tu vida ya es estupenda por la simple razón de despertarte cada día.

Intento recordar y repetirme eso cada día, pues es fácil olvidarse. Espero recordártelo también.

Tu valor no se mide en una talla.

Una belleza comprometida
Suscríbete y recibe un 10% de descuento en tu primer pedido
Subscription Form
cartmagnifiercrossmenuchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram